HalvaPram - Sésamo con miel

Alimento a base de miel y semillas de sésamo blanco.

El sésamo es una de las mejores fuentes de calcio. Es rico en ácidos grasos insaturados, vitaminas y minerales. A esto se suman las propiedades de la miel de abejas, dando como resultado un riquísimo suplemento energizante. Ideal para reemplazar mantecas, cremas, leche o leche condensada.

Contenido neto: 285 g

Ingredientes: Semillas de sésamo blanco y miel. Consumir preferentemente dentro del año.

Información nutricional. Por porción de 20 g. (1 cucharada sopera) Porciones por envase: 14: Valor energético 82 Kcal/ 343 KJ (4% VD); Carbohidratos 12 g. (4% VD); Proteínas 4,4 g. (2% VD); Grasas totales 4 g. (7% VD); Grasas saturadas 0,6 g. (3% VD); Fibra alimentaria 1 g. (4% VD); Sodio 3,6 mg. (0% VD). No aporta cantidades significativas de grasas trans. 

 

V.D.:  Valores diarios con base a una dieta de 2000 Kcal/8400 Kj. Sus valores diarios pueden ser mayores o menores dependiendo de sus necesidades energéticas.

 

HalvaPram - Sésamo con miel
$204,00
Cantidad
HalvaPram - Sésamo con miel $204,00

Conocé nuestras opciones de envío

 

HalvaPram - Sésamo con miel

Alimento a base de miel y semillas de sésamo blanco.

El sésamo es una de las mejores fuentes de calcio. Es rico en ácidos grasos insaturados, vitaminas y minerales. A esto se suman las propiedades de la miel de abejas, dando como resultado un riquísimo suplemento energizante. Ideal para reemplazar mantecas, cremas, leche o leche condensada.

Contenido neto: 285 g

Ingredientes: Semillas de sésamo blanco y miel. Consumir preferentemente dentro del año.

Información nutricional. Por porción de 20 g. (1 cucharada sopera) Porciones por envase: 14: Valor energético 82 Kcal/ 343 KJ (4% VD); Carbohidratos 12 g. (4% VD); Proteínas 4,4 g. (2% VD); Grasas totales 4 g. (7% VD); Grasas saturadas 0,6 g. (3% VD); Fibra alimentaria 1 g. (4% VD); Sodio 3,6 mg. (0% VD). No aporta cantidades significativas de grasas trans. 

 

V.D.:  Valores diarios con base a una dieta de 2000 Kcal/8400 Kj. Sus valores diarios pueden ser mayores o menores dependiendo de sus necesidades energéticas.