Tabla hogareña para Lavaje Colónico

Lo mejor que puede hacer por su salud, es lo más simple: Mantener limpio su intestino.

La tabla hogareña es un dispositivo portátil y práctico, que permite realizar lavajes colónicos en el hogar.
El elemento principal es una tabla realizada en fibra de vidrio, reforzada (resiste 160 kg), que se apoya en el inodoro.
Esto se completa con accesorios (manguera, canilla y cánulas) que permiten introducir y regular el agua en el intestino.

La tabla mide: largo 1,22m; ancho 0,70m; alto 0,30m.

 

 


















¿CÓMO FUNCIONA?

Este efectivo y saludable procedimiento consiste en hacer circular agua a temperatura corporal (37°C) por simple gravedad y en flujo continuo. La persona no retiene el agua, sino que fisiológicamente va alternando el ingreso de agua limpia y la eliminación de líquido y desechos. El agua limpia ingresa por la cánula y los desechos se eliminan por la diferencia de diámetro entre la cánula y el ano. Se puede optar por un tanque de agua de hasta 60 litros, construido en fibra de vidrio y amurable a la pared; o por un depósito plástico de hasta 25 litros. Ambos están dotados de su respectiva canilla dosificadora.

Tabla Hogareña EVACUANDO Grande

$10.500,00
Envío gratis
Tabla Hogareña EVACUANDO Grande $10.500,00

Tabla hogareña para Lavaje Colónico

Lo mejor que puede hacer por su salud, es lo más simple: Mantener limpio su intestino.

La tabla hogareña es un dispositivo portátil y práctico, que permite realizar lavajes colónicos en el hogar.
El elemento principal es una tabla realizada en fibra de vidrio, reforzada (resiste 160 kg), que se apoya en el inodoro.
Esto se completa con accesorios (manguera, canilla y cánulas) que permiten introducir y regular el agua en el intestino.

La tabla mide: largo 1,22m; ancho 0,70m; alto 0,30m.

 

 


















¿CÓMO FUNCIONA?

Este efectivo y saludable procedimiento consiste en hacer circular agua a temperatura corporal (37°C) por simple gravedad y en flujo continuo. La persona no retiene el agua, sino que fisiológicamente va alternando el ingreso de agua limpia y la eliminación de líquido y desechos. El agua limpia ingresa por la cánula y los desechos se eliminan por la diferencia de diámetro entre la cánula y el ano. Se puede optar por un tanque de agua de hasta 60 litros, construido en fibra de vidrio y amurable a la pared; o por un depósito plástico de hasta 25 litros. Ambos están dotados de su respectiva canilla dosificadora.